2016

2016
Asumí que renunciar, no es más que escoger, equivocarme es una buena forma de aprender. Que si sigo al corazón no tengo nada que perder, y a cada paso, surge otra oportunidad. Y ahora ya ves, no soy quien fui, aquella triste y temerosa persona de ayer, he renacido para todo, tengo ganas de vivir, ahora guardo mi energía para aquel que crea en mí.. para aquel que con mis escritos viva o reviva, según su condición, que sea mi amigo, y mi compañero siguiéndome en este largo camino, aquí les dejo parte de mi vida.

jueves, 1 de agosto de 2013

Drought

A veces recurro a los escritos pasados para rememorar esos acontecimientos de cuando aun vivía...cuando todavía mi inconsciente no había impuesto estas profecías oscuras y harapientas, cuando temblaba de alegría con un perfume conocido o con el hecho de saber que perdería la cabeza por alguien que jamás me iba a pertenecer. Ese masoquismo fresco de la juventud que se disipa con fuerza. Recuerdo haberme visto leyendo "Niebla", un ejemplar prestado de una amiga, que encima era de su papá, un ejemplar roñoso y no poco importante que iba a terminar cambiando el resto de mis días, quién lo diría. Hoy me topo con el autor de mi vida a diario y no tengo más opción que vivir con eso.

1 comentario:

Si te he dejado algo en tu corazon, escribe algo :D