2016

2016
Asumí que renunciar, no es más que escoger, equivocarme es una buena forma de aprender. Que si sigo al corazón no tengo nada que perder, y a cada paso, surge otra oportunidad. Y ahora ya ves, no soy quien fui, aquella triste y temerosa persona de ayer, he renacido para todo, tengo ganas de vivir, ahora guardo mi energía para aquel que crea en mí.. para aquel que con mis escritos viva o reviva, según su condición, que sea mi amigo, y mi compañero siguiéndome en este largo camino, aquí les dejo parte de mi vida.

martes, 11 de septiembre de 2012

Nada que decir


Dos horas mirando inútilmente la pantalla del pc  y de mis dedos no sale nada. Creo recordar que tenía algo que decir, pero se me ha olvidado. Toda la adrenalina y emoción de la semana se la ha llevado esta mini sesión de fotos que creo que hice el jueves, sí. Casi me parto la cabeza intentando subirme al murito de la ventana en diez segundos sin trastabillar, pues de hacerlo me esperaría una caída a lo croqueta de aproximadamente diez metros por el tejado, para finalmente salvar la distancia de tres/cuatro metros cayendo en picado hacia el suelo. Nada que a una le apetezca hacer una lluviosa tarde, sin protección y por accidente.
                                                                                
 La camiseta de las fotos fue una ganga en Zara. Tiene pinta de convertirse en una de mis preferidas, si es que no lo es ya. Es muy, muy curiosa, y personalmente me encanta. Mañana empiezo mi segunda semana de trabajos  y no tengo ganas de madrugar: todos los días a las siete me pego y abrazo a la almohada como si no hubiese otra cosa mejor que hacer, tal como levantarse, vestirse y esas cosas que hacemos los estudiantes durante meses y algunas veces también en verano. Mi relación con la cama no fue ni irá muy allá. Últimamente la miro siempre de reojo y después por las mañanas pasa lo que pasa: requiere la atención que se merece cuando no puedo dársela. Típico tópico.

P.D: Tengo ganas de traer fotos de esas que sacas cuando te aburres, pero ahora con especiales ganas de enseñarles  el número de Octubre de ELLE. ¡Vaya auténtica bestialidad! …

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te he dejado algo en tu corazon, escribe algo :D