2016

2016
Asumí que renunciar, no es más que escoger, equivocarme es una buena forma de aprender. Que si sigo al corazón no tengo nada que perder, y a cada paso, surge otra oportunidad. Y ahora ya ves, no soy quien fui, aquella triste y temerosa persona de ayer, he renacido para todo, tengo ganas de vivir, ahora guardo mi energía para aquel que crea en mí.. para aquel que con mis escritos viva o reviva, según su condición, que sea mi amigo, y mi compañero siguiéndome en este largo camino, aquí les dejo parte de mi vida.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Hermano



Querido, Antonio:

Te escribo para decirte algo que no le podría importar a nadie más, se trata de nuestra familia, se trata de nuestros padres.
Hace exactamente un mes no dejo de soñar con nosotros en la mesa, recuerdo que siempre ponías un puesto de más en espera de que tuviésemos a Andrea  y recuerdo tu cara cuando la perdiste, te sentí llorar un par de veces en tu habitación pero nunca entré por miedo a que me tiraras un juguete en la cara o que me dijeras que eras hombre y no podías llorar y me lo dijeras llorando y entonces sintiera que estaba violando tus vulnerabilidades.
Entre nosotros siempre ha habido distancia, en parte porque yo sé ese secreto tuyo que nadie más sabe, yo sé lo que te pasa  y sé por qué cambiaste, sé exactamente como se generó en ti la mutación, sé cómo te volviste un hombre porque siempre estuve pendiente de ustedes, por más que mis actitudes de chica rara no pertenecieran a la familia, por más que siempre creí ser una extraterrestre.
Nunca pude decirte nada a la cara porque el abrazo único de año nuevo no me hacía sentirme parte de ti y aunque siempre te cuidé de los agresores nunca pude fusionar mis intimidades contigo por más que quise, sentí confusión, lo admito, a ratos sentía que no eramos hermanos, que yo era un demonio y no quise acercarme por precaución, sé que leerás todo esto con cara de "¿qué le pasó?" o que quizas y para mi asombro estés derramando una que otra lágrima, sé que amarte no es suficiente para acercarnos porque a pesar de compartir sangre y todo ese árbol que nos hicieron rellenar en el colegio tenemos almas opuestas, lo cual me duele, me duele tanto que cuando veo a hermanos en la calle se me parte todo, me gustaría que las cosas cambiaran, que un día pudiéramos dejar de pelear, sé que tienes tu familia y yo mis libros, sé que decidiste dejar de lado tus secretos, sé que jamás perdonaste a papa  por no haberte cuidado, sé que nunca dejaste de pensar en andrea pero yo sí, yo sí pude seguir, sí pude mirar a mi papa  a la cara porque sé lo que es ser mujer y sé lo que es ser padre, acabas de perder la cordura también, es por eso que te escribo.
Quiero perdonarte todos esos años donde jugabas con mis sentimientos de hermana mayor, quiero creer que hay un hombre bueno en tu interior y quiero que me lo demuestres, por la noche tengo recuerdos que no son míos, recuerdos de mis padres, de cuando se casaron, de cuando creyeron que podrían construir un hogar bueno, de cuando fuimos fruto del amor adolescente y sin ir más lejos, tengo recuerdos de cada vez que atentaron contra sus promesas, recuerdos horribles toño que jamás contemplaste por ser menor, deseo borrar estas heridas de mi cabeza, quiero ser una persona nueva, no voy a poder continuar si no me das la mano, eres lo único que tengo, Mamá Esta triste  y mi viejo, hay que velar por mi viejo...espero me respondas, me siento estúpida rayando esta hoja, pareciera que en un par de palabras cabe mi vida y todos mis complejos, pareciera que esta tinta fuera también mi cerebro, no creas que estoy demente, no evites mis llamadas, Un día te diré ven  haré un café, podrás abrazarme esta vez sin verte presionado, dame una oportunidad, te espero en mi casa, la que será tuya también.

Andrea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te he dejado algo en tu corazon, escribe algo :D