2016

2016
Asumí que renunciar, no es más que escoger, equivocarme es una buena forma de aprender. Que si sigo al corazón no tengo nada que perder, y a cada paso, surge otra oportunidad. Y ahora ya ves, no soy quien fui, aquella triste y temerosa persona de ayer, he renacido para todo, tengo ganas de vivir, ahora guardo mi energía para aquel que crea en mí.. para aquel que con mis escritos viva o reviva, según su condición, que sea mi amigo, y mi compañero siguiéndome en este largo camino, aquí les dejo parte de mi vida.

martes, 11 de septiembre de 2012

Dulce dispocision


La gente busca continuamente la felicidad. Es algo que no podemos evitar. Queremos más, siempre más. Más dinero, más amigos, más tiempo y más oportunidades. Esperamos por un trabajo, por una persona, por un momento y por una elección. No hacemos que las cosas pasen, simplemente esperamos a que ocurran. Éso nos hace vulnerables: el ansia de más y la incapacidad de conseguirlo.

Mentiría si digo que no soy feliz. Mentiría si digo que no dejo de sonreír. Mentiría si digo  que por primera vez en todo este tiempo no tengo ganas de empezar las clases. Mentiría, mentiría, mentiría. Nunca se me dio bien eso de mentir.  Así que lo diré: soy feliz, no paro de sonreír y tengo ganas de empezar las clases cada día, de estudiar. Tengo ganas de reír e incluso hasta de hacer el ridículo. ¿Qué importa? Quiero decir, para eso estamos: para pasarlo bien y morirnos de vergüenza. Para arriesgar y que no nos importe si ganamos o perdemos. No tengo ganas de beber,…. Tengo ganas de columpiarme en un parque como si tuviese cinco años y ponerme tenis cuando debería salir con tacones. Quiero hacerle un regalo a mi mami y sacar a pasear al gato en vez de comprarme un par de aretitos y quedarme encerrada en mi habitación. Tengo y quiero hacer un montón de cosas, y en ninguna de ellas se incluye el hecho de no ser feliz.


8 picaduras de mosquito son las que tengo repartidas por todo el cuerpo. Brazos, piernas, caderas y hombros. Están por todas partes y lo peor es que no los oigo por las noches,  y cuando los veo e intento aniquilarlos machacándolos sólo consigo darme una bofetada en la cara, en la pierna o en el omóplato. El hecho es terminar pegándome a mí misma. Así que simplemente los espanto. Les doy con el matamoscas pero no mueren, se escapan. Y vuelven a mi: a picarme, a morderme, a violarme. Como quieran llamarle: pero los mosquitos me quieren, me quieren demasiado. En efecto, mi relación con ellos es de esos amores que matan. O yo los acribillo o ellos me acribillan, es así. No hay amor, no hay cariño: solo ganas de matar y chupar sangre. Cien veces mejor que Crepúsculo, te lo digo yo.

Tanta euforia a las 12 de la noche no es buena, pero no quiero ni puedo hacer otra cosa más que sentir una inmensa felicidad que poco más y no me cabe en el pecho. ¿Por qué? ¡Y yo qué sé! Buscarle motivo a las cosas es siempre lo que acaba con los buenos momentos. No preguntes, simplemente disfruta. Y ahora es cuando preguntan "Andrea, ¿qué mierda te has fumado?". Nada, no me he fumado nada; deben ser los mosquitos, que de sacarme tanta sangre me han dejado subnormal a perdida. ¡Pero qué más da! La noche se acaba -prometí no volver a decirlo y aquí está. No puedo evitarlo, Asi soy siempre preguntándome  ¿dónde está?- por el primer día. ¿Qué hago? ¿Cómo camino? ¿A quién miro? ¿Y si me pegan? ¿Y si me caigo? ¿Y si dejas de pensar bobadas? En fin, que esta semana vuelve a tocarme mínimamente movidita pero seguiré, mis movimientos de cerca -a lo tablero de ajedrez-, que aunque tarde milenios en responder comentarios y a este paso siglos en hacer entradas, yo sigo aquí con mi positivismo vomitivo. Para una vez que soy feliz sin cuestionarme porqué, quiero contagiarlos un poco de buen rollo, de buen tema. ¿Lo he conseguido? ¡Eh, bien! ¿No lo he conseguido? Lo siento, el éxtasis sigue siendo más eficaz que mis palabras.

Pues verán, cambiando radicalmente de tema Por dentro estoy hecha mierda, pero quiero que sean felices…. Eso quiero,..

P.D: Estoy amando… Enamorada y sola…[V
P

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te he dejado algo en tu corazon, escribe algo :D