2016

2016
Asumí que renunciar, no es más que escoger, equivocarme es una buena forma de aprender. Que si sigo al corazón no tengo nada que perder, y a cada paso, surge otra oportunidad. Y ahora ya ves, no soy quien fui, aquella triste y temerosa persona de ayer, he renacido para todo, tengo ganas de vivir, ahora guardo mi energía para aquel que crea en mí.. para aquel que con mis escritos viva o reviva, según su condición, que sea mi amigo, y mi compañero siguiéndome en este largo camino, aquí les dejo parte de mi vida.

martes, 17 de julio de 2012

Un viejo Clímax


Ya lo había visto en otra ocasión  se viste como esas personas que prefieren la independencia de los felinos a la inútil necesidad de los perros. , sí acerté en pensar que algo de felino debía tener. Llegamos a su habitación  sin haber comprado lo que necesitaba y en un espacio de tiempo tan corto, que ni siquiera me permitió darme cuenta de cómo había el logrado arrancarme la ropa sólo con la mirada. A esas miradas me refiero.
Me considero una mujer apasionada, más voraz unas veces que otras, pero el me dio a entender que bastaba sólo con un gesto suyo para que yo llegara al cénit del éxtasis. Debo confesar que la noche con ese hombre  me hizo recordar que no todos los encuentros apasionados están hechos con el mismo método. Este episodio, que extrañamente no terminó como todos se imaginan, fue motivo de mis mejores sueños eróticos de las semanas posteriores.
El, recuerdo, me tenía doblegada. Y sin tocarme durante varios minutos, que parecieron milenios para mí, hizo que me empezara a acalorar y a acelerar mi respiración. El insistía en que debíamos, y estuvimos deseándonos  por encima de la ropa, en silencio, sin parpadear y sin siquiera demostrar que estábamos a punto de caer en el paradisíaco jardín de las delicias. No puedo describir con exactitud lo que hicimos, pero cada gesto, cada caricia la hacía como si me estuviera conduciendo al último orgasmo de mi existencia. Lo que más recuerdo de esa noche son sus manos: nunca estuvieron al alcance de mis ojos. Creo que sólo las volví a ver cuando,  en la madrugada  de ese memorable viernes, se las pasó por el pelo para ordenárselo un poco. Te quiero mi E.

lunes, 16 de julio de 2012

Libros, Evitarlos?, Jamás



Y así en mi soledad prefiero muchas cosas, cosas que nadie haría, no lo se, no pretendo cruzarme con nadie que conozco, por eso camino por ahí. Por eso y porque sé que están mis librerías, las que frecuento. Me paro frente a la vidriera, desde la calle, miro todos esos nombres familiares y reconozco las portadas de los libros que ya leí, de los que quiero leer, de los que me da pereza leer, de los que jamás leería. Los conozco a todos, voy mucho a la librería. Siempre compro algo. A veces ni siquiera es un libro, a veces es una agenda o una lapicera, quizás algún señalador que me gusta. Pero estoy afuera, estoy en la calle y miro para abajo en la vidriera. Me imagino "algún día voy a estar yo entre estos libros, algún día alguien se va a parar a mirar mi novela". No tengo idea sobre qué pero estoy segura, convencida y nadie me puede disuadir, de que voy a escribir para vivir. Pero estoy tan triste que pienso muy poco en lo bien que me va a ir y en lo mucho que voy a disfrutar viendo mi novela en el escaparate, y prefiero entrar de una vez.

Entro con vergüenza, siento que los vendedores ya me conocen. Piensan que no tengo vida, que voy demasiado, que no tengo otra cosa mejor que hacer. Piensan que pobrecita, siempre sola, no debe tener familia que la sostenga, que siempre está con ese aire desganado y triste. Piensan todo esto, seguro, pero no dicen nada. A veces ni se acercan a preguntarme si se me ofrece algo. A veces solamente me miran. A veces ni eso, a veces soy parte del paisaje. Miro las portadas y me imagino cómo voy a diseñar la de mi libro. Pienso que mi vida es una buena historia para contar. Pienso que a poca gente le va a interesar, que necesito encontrar otra cosa. Pienso que estoy demasiado triste para escribir mi historia. El asistente de la librería piensa que estoy demasiado sola. El dueño piensa que no está vendiendo lo suficiente. El encargado de publicidad piensa que no le están pagando lo que deberían. Mi estómago piensa que comí, porque lo engañé con gelatina. Mi mamá piensa que estoy  con mi amiga. Los devotos piensan que están llegando tarde a misa. Yo pienso que me están mirando mal y salgo de vuelta a la calle.

About


Una nueva oportunidad?
Creo con fervor que las cosas que deseamos suceden. También tengo como certeza que no lo hacen en el momento indicado. Algunos dicen que porque no las deseamos con demasiada intensidad, yo creo que porque el universo, lo que sea, nos hace esperar. Nos quiere mostrar algo. Nos quiere enseñar a ser pacientes. El universo que se te acerca por atrás y te susurra al oído: "todavía no, esperá".

Durante años soñé con tomar un café con él. Es una de las pocas personas que a través de los años me parecen más y más interesantes. Tiene eso que tienen las personas sabias: me atrae desde lo intelectual. Me da envidia la claridad con la que puede pensar. Quiero ser como él o quiero tenerlo cerca o quiero que seamos amigos.
Antes lo miraba con ojos incrédulos, pensaba "Tu no sabes lo bien que nos llevaríamos en otro contexto. Qué bueno sería una tarde cualquiera encontrarte, mirarte y que eso baste para que sepas que somos más que lo que pasa en esta habitación, que sepas que podemos ser amigos". Dicen los que saben que todo llega, y yo asiento con seguridad. Las cosas que deseamos suceden, a menudo más tarde que temprano.
Hoy soy otra. Me preocupan otras cosas, me duelen muchas menos, soy tanto más feliz.
Hoy me tocó verlo a los ojos. Hoy me tocó que habláramos como amigos.
Hoy me tocó descubrir que no estuve equivocada todos esos años.
Que lo sigo queriendo, igual que antes, con admiración.
Hoy en un café, una mañana de sol de invierno, nos reímos juntos en un bar.

Please, do it right, Please, do it right


La chica de la mesa de atrás  Lo mira y piensa que es demasiado para mí. El camarero nos trae la cuenta y sabe que la pareja no va a funcionar, nos dice "la dejo acá" y deja el ticket en la exacta mitad de la mesa, desafiándonos. Mi mamá me dice que los hombres tienen que pagar la cuenta cuando salen con sus novias, mi papá le ha pagado las cuentas durante toda su vida juntos. No hago ni siquiera el ademán de buscar en mi cartera.
"Qué gracioso!" digo mientras apoyo la cabeza en mi puño derecho cerrado, el codo sobre la mesa. Luzco relajada pero estoy pensando que si me pide el equivalente a mi Coca Cola Light es el fin de la relación. He rechazado hombres por cosas más insignificantes que esta. Toma el ticket, saca su billetera sin dejar de sonreír, pone los pesos correspondientes a su jugo de naranja y a mi Coca Cola Light. Respiro aliviada, intento cambiar de tema.
Hablamos algo sobre los billetes, decimos que en Europa son más chiquititos pero más lindos también. Yo no lo sé porque todavía no salí más allá de Brasil o Uruguay, pero él sabe bien. Él que estudió en un colegio donde le enseñaron a hablar en francés como si fuera su lengua materna. Él sabe bien, porque parece que todo lo sabe bien o por lo menos tiene la sonrisa para distraer cuando no es así. Una sonrisa que solo puede pertenecer al hijo de una ortodoncista. Desde que lo conozco intento no sonreír demasiado, alguien como él acostumbrado a esos dientes, qué pensará de los míos que son solamente normales. Pero es tan lindo. Me cuesta no sonreír.
Nos vamos del bar, caminamos cerca y nuestras manos a veces se rozan. Todavía no es momento de tomarnos las manos, no estamos cerca de eso. Para asegurarme de que no suceda, meto la mano derecha en el bolsillo del jean , la mano izquierda sujeta con tenacidad mi cartera. Pienso que mi mamá va a estar contenta cuando le cuente que él pagó la Coca Cola.

Me encontraste de nuevo.

Saliendo del cine, me tropiezo porque no veo un escalón y sus manos salvadoras impiden que termine en el suelo. Salimos riéndonos de la película porque a mí no me gustó nada, nada y él dice que si no me gustó es porque no la entendí. Se empeña en contarme por qué es buena y yo me río porque es muy lindo cuando quiere explicar y de pronto se le escapan una o dos palabras en francés, y es tan encantador que se tome esas licencias gramáticas, tan delicioso que trate de corregirse y no encuentre en español lo que está queriendo decir, que se rinda ante el idioma en el que mejor ama. Mi francés de la universidad no me ayuda así que lo miro maravillada, la cabeza inclinada hacia la izquierda, la boca en una mueca que quiere ser una sonrisa pero de verdad es amor, con una sola certeza: no va a ser fácil hacerle tanto daño.

lunes, 2 de julio de 2012

ANTES DE LA LUZ Y LA OSCURIDAD, ANTES DE NACER, ME LLAMASTE ... ME ESCOGISTE .... 

Pensamientos

Dios hoy tengo una necesidad muy grande de ti, muy grande, me siento sola, he caído nuevamente, estoy perdida, no se si es porque no tengo mucho que hacer por estos Días, pero me siento tan sola, me he sentido traicionada, usada, dejada, hay situaciones que no entiendo, que me tiene la mente hecha un caos, perdí mi amor por el hombre que mas ame en la vida, y siento que nunca lo recuperare, no quiero creer mas en el amor, ni en los hombres, y quisiera que los apartaras a todos de mi vida, a cada uno , de lo cuales solo tu conoces , afectan mi ser, deseo volver a ti como en esos Días en los que podía estar en la u feliz, tranquila, nada dolía, nada me afectaba, no necesitaba de los humanos para estar en paz, no entiendo porque volví a estar así, mal, hasta he subido de peso!, otra ves, con lo que me hace feliz eso!,  he puesto mis ojos en hombres vacíos, en guardado mis secretos en corazones impuros, he deseado una persona que no debo desear, he sentido que por tener un hijo soy lo peor. Y no!, y por supuesto me aleje de ti, hoy mire al cielo, y sentí mucha soledad, y es una soledad que no quiero llenar con alcohol, malos amigos, u hombres que no me valoran, quiero paz, quiero mis sueños, mi estudio, mi vida, mi cuerpo, mi mathias, quiero que todo sea perfecto, quiero que el tiempo pase, que las piezas caigan donde debe ser, que me pueda ir de este país, que pueda estudiar y estudiar, y estudiar, porque me gusta, que nunca pierda la inspiración , que a mi vida llegue gente honesta, que te ame, y que me una mas a ti, papa Dios. mi rey , mi señor, el que guía mi vida. quiero poner en tus manos, todo, mi corazón, mis ganas, mi sexualidad, mis sentimientos, mis amigos, mi estudio por supuesto, ya no quiero mas pruebas, y quiero perdonar las personas que me han herido, porque hoy esas heridas se han vuelto abrir, y me siento sola. y llena de reproches, he sido tan tonta, tan vulnerable, ayúdame papa Dios, 
dame un  
                                                                    NUEVO AMANECER.