2016

2016
Asumí que renunciar, no es más que escoger, equivocarme es una buena forma de aprender. Que si sigo al corazón no tengo nada que perder, y a cada paso, surge otra oportunidad. Y ahora ya ves, no soy quien fui, aquella triste y temerosa persona de ayer, he renacido para todo, tengo ganas de vivir, ahora guardo mi energía para aquel que crea en mí.. para aquel que con mis escritos viva o reviva, según su condición, que sea mi amigo, y mi compañero siguiéndome en este largo camino, aquí les dejo parte de mi vida.

martes, 8 de febrero de 2011

ESTO TAMBIEN PASARA

ESTO TAMBIEN PASARA 

Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte: - Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo. 
Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total... 
Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada. El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo: 
-No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje -el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey-. Pero no lo leas -le dijo- mantenlo escondido en el anillo. Ábrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación- 
Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había ningún otro camino... 
De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso: Simplemente decía "ESTO TAMBIÉN PASARA". 


Mientras leía "esto también pasará" sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos. 
El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes... y él se sentía muy orgulloso de sí mismo. El anciano estaba a su lado en el carro y le dijo: -Este momento también es adecuado: vuelve a mirar el mensaje. 
-¿Qué quieres decir? -preguntó el rey-. Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida. 
-Escucha -dijo el anciano-: este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas; también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso. No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero. El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: "Esto también pasará", y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Se había iluminado. Entonces el anciano le dijo: 
-Recuerda que todo pasa. Ninguna cosa ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas. 

Es mejor Olvidar

Nunca he olvidado solo he dejado de recordar.

Cuales eran mis ganas de morir???... :) 
Hace algunos meses ... diria que bastantes ya... Comprobe que el Desamor es no solamente superable, si no que tambien te da la fuerza de seguir adelante como una persona diferente. Aun tristes todos mis recuerdos de ese entonces, quisiera narrar, todo lo sucedido antes de que la nueva katerin andrea naciera, no solo lo hago por esa mania que tenfo de recordar si no porque ahora soy mas concurrente con esas cosas, Sera conveniente pensar muy bien en cada detalle de los cuales, hoy aunque cicatrizes son recuerdos memorables de mi primer amor. de mi primera muerte.. de mi primera fuerza! 

Si por ese tiempo no pensaba para nada Bien, de el pensamiento de la muerte era una completa reen! 
Algo mas .... 

Que dificil es saber que jamás otra puedo ser. Que lo que pasó existe como una sombra eterna. Y sin embargo agradezco todo lo que elegí vivir. Me hago responsable de lo que escogí y sonrío cuando recuerdo lo que no elegí, lo que vino porque estaba mal. Sonrío cuando recuerdo lo que me eligió a mí. 

Y sonrío porque ya pasó. Porque aunque la sombra está, todo lo demás que soy después de haber sido otra cosa, me acompaña gracias a la sombra. Toda la luz que hoy me llena, todo lo que me hace sonreir, todo tiene que ver con la autosuperación. Porque no me quedé en el camino esperando que las cosas simplemente se solucionaran. Luché y luché incansablemente hasta extirpar de mí hasta el más recóndito de los dolores. Algunos quedaron en forma de cicatrices, otros se presentan dentro de la sombra. Pero ya apagué la tele en blanco y negro. Ya no veo las cosas de una forma u otra. Hoy existen espectros, posibilidades. Un abanico colorido de opciones para mí. 
Y así soy porque luché. Supongo que el mensaje cliché es "nunca te rindas". Yo prefiero decir: "aprendé a convivir con tus sombras". Y no más. 
“Es sabido que cuando uno siente que las cosas no pueden ir mejor o que por lo menos está viviendo un estúpido equilibrio vital, todo tiende a desmoronarse casi instantáneamente. Es así, una regla, una estúpida consecuencia de la conciencia. Porque quizás uno al pensarlo se está llenando de miedo la vida y se está abriendo al mismo tiempo a las malas vibras. Tengo la alucinación de que cuando uno es ignorante de su propia felicidad, puede conservarla mucho más tiempo y en mejor estado:" 
finalmente despues de tanto pensarlo, he decidido, tomar nuevas riendas, haa olvidaba que siempre tuve un gusto exentrico por la oscuridad, ese tipo de oscuridad que todos llevamos dentro del corazon y la mente... Soy útil, fiel, inútil, inteligente, puta, alegre, obsesiva, virgen, hermana, hija, prima, novia, amante, amiga, compañera, confidente, traidora y leal entre otras cosas. Ese es mi modo operativo, así soy: rara!!! Me entiendo en mi desorden, en mi incoherencia. Soy todo, depende del día. aunque aun recuerdo cosas solo he decidido dejar de recordar..


LAS PALABRAS SE OLVIDAN LOS ACTOS NO...

MAS QUE PALABRAS, ASÍ TIENE QUE SER, POR QUE LAS PALABRAS SE OLVIDAN LOS ACTOS NO...

MAS QUE PALABRAS, ASÍ TIENE QUE SER, POR QUE LAS PALABRAS SE OLVIDAN LOS ACTOS NO...
S
I, supongo que muchas mujeres hemos sufrido cuando algún  des-adaptado nos dice querernos y nunca no lo demuestra, y cuando eso no pasa, nos preguntamos mil veces que estamos haciendo mal nosotras y no culpamos por eso. Durante cuatro años he aprendido de la importancia de los actos y de que siempre en un 100 % las palabras pasan a ser algo subjetivo y de poca importancia.


apuesto que si hiciéramos una encuesta en donde la pregunta fuera! cuantas veces su pareja le demuestra o le dice que la ama en el día ? la respuesta de muchas seria no me lo dice ni me lo demuestra o tal ves una que otra diría me lo demuestra pero de seguro son parejas acabaditas de conocer y muchas como yo diríamos solo me lo dice con palabras una o dos veces al día...
seguramente somos muchas mujeres las que sufrimos del mal del hombre seco. poco amoroso, o muy reservado e introvertido.  y también puedo contar con que somos la mayoría las que esperamos siempre esos detalles bonitos que enamoran , un oso tal ves , un anillo de compromiso, una carta, un CD, una salida juntos En fin , las mujeres tenemos la especialidad de siempre estar esperando un detalle o como ultimas un acto de amor hacia nosotras. una demostración tan solo, de que su amor es verdadero. ya casi siempre al final cuando no lo demuestran y después de muchos intentos por saber que sienten nos desafía el cansancio y ahí es cuando se nos olvidan las palabras y empezamos a recordar que lo importante eran los actos! no las palabras .

Si amas a alguien,déjalo (ven)ir(se).

Si El amor es así, cuando queremos a una persona todo nuestro ser esta dispuesto a dar todo, a ser generoso a dar todo por nada. y la mayoría de veces es bueno saber que si amamos a alguien es mejor dejarlo ir, aveces dejarlo que regrese. y aveces cuando vemos que la dulce nostalgia nos atrapa es ahí cuando vemos que el amor realmente existe, cuando notamos que sin esa persona no somos mas que entes en este mundo. si amamos a alguien debemos ser nosotros mismos por ellos y por nosotros no hay nada mas hermoso que la realidad de las cosas, mientras no hay mentiras ni plagio¡  si amas a alguien dejarlo venirse! :D! eso digo yo al menos para mi es importante en el amor.