2016

2016
Asumí que renunciar, no es más que escoger, equivocarme es una buena forma de aprender. Que si sigo al corazón no tengo nada que perder, y a cada paso, surge otra oportunidad. Y ahora ya ves, no soy quien fui, aquella triste y temerosa persona de ayer, he renacido para todo, tengo ganas de vivir, ahora guardo mi energía para aquel que crea en mí.. para aquel que con mis escritos viva o reviva, según su condición, que sea mi amigo, y mi compañero siguiéndome en este largo camino, aquí les dejo parte de mi vida.

jueves, 31 de marzo de 2011

Recuerdo de un pasado que aun vive



te divisé a lo lejos, llevabas un jean apretado, ojos claros negros como el mar, sonreías inmensamente, parecías estar feliz, gracias a Dios que estuve ese día allí. te fiché de arriba a abajo, no tenia nada espectacular pero había algo que me enamoraba, ay! si lo pudiera explicar. Esa luz en su mirada, ese cabello cobrizo, esa forma en la que hablaba, me había flechado cupido. Maldigo entonces, todo mi pasado, todo lo que llegué a hacer por necesidad, solo entonces al verte comprendí, que el amor si existía en verdad.
Creemé si te cuento, que jamás había visto algo tan hermoso,y yo que había prometido no volverme a enamorar, será que Dios la puso en mi camino para darme cuenta de una cosa, por primera vez en mi vida, corría sangre por mis venas, corría una pasión incontrolable, algo que no entendía ni mi corazón, si, señores, era amor.
Y hasta el día de hoy
no me arrepiento de haberte conocido,
y aunque se que no fue mi única opción,tu fuiste  la mejor. Me enseñaste cosas, entre las tantas, a amar y hoy esta idiota que ves aquí sentada no entiende como pasó todo y aun así me gusta igual. Después de todo, las cosas pasan por algo  será que por eso hoy te quiero más que ayer, quizás mañana yo muera,
pero moriré amándote
y eso es lo que realmente me hace feliz, 
el saber que va a haber alguien que va a llorar por mi,
que va a llevar flores a mi tumba,
y que va a rezar para que vuelva,
pero no te preocupes, ya va a haber tiempo para eso,
yo se que tu vas a volver, me vas a dar besos en el ombligo y yo entonces, dejaré de llorar y aunque no estés acá ahora, tu recuerdo esta latente, las noches de lujuria que pasamos no las cambio por nada, y si algo aprendí contigo mi gordito lindo es no rendirme nunca, por eso estoy acá, por eso sigo vivo para que tu esencia nunca desaparezca.

En la vida o en la muerte Siempre Juntos




Estuve rebuscando entre mis cosas entre, mis recuerdos, en mi pasado, y después de todo vi un blog, una de mis seguidoras, decía: quisiera poder estar en mi funeral. Cuantas veces en mi pasado yo pensé en eso cuantas veces ¡… momentos tristes difíciles, y siempre le pregunte si yo muriera tu que harías, a lo que el respondía, probablemente nada, tendría que seguir por los dos, por nuestro hijo. Tendría….. y dolía dolía saber que aunque quisiera verlo mal destruido, y triste y quisiera que se fuera conmigo, en el fondo no lo es  tanto, me ha demostrado ser un ser genuino lleno de muchas bondades y virtudes, que yo muchas veces he destruido. Y se que si un dia me marcho  el tendrá la fuerza para salir adelante, para criar a nuestro hijo, para volver  a querer, y se probablemente que nunca querrera como me ha querido a mi. Estoy segura de que nos necesitamos, y de que por estos días le he querido mas, no se porque, pero le he querido.
Le he pedido mil veces perdón mientras duerme, si alguna ves le he lastimado, si he herido su corazón. Si lo he maltratado en su vida. Se que le he causado muchas heridas, y no hablo literalmente, le he visto llorar, también querer demostrar ser fuerte, y son en esos momentos en los que me doy cuenta porque me enamore de el, porque estamos y estábamos juntos. Y pienso en la realidad de todos, en que no estaremos juntos para siempre, que o el o yo nos iremos primero. Y quisiera desearía no tener que pasar por eso nunca… lo quiero, lo quiero en mi vida y en mi muerte. Después de todo hemos estado juntos en todo. Porque no?. Porque? … la respuesta es simple y dolorosa, tenemos algo muy pequeño el fruto de nuestro cariño. Alguien que no merece quedarse solo nunca. Nunca. Solo deseo que Dios permita que estemos ya muy mayores cuando el pueda defenderse. Y alzar sus alas a la vida solo.  Lastimosamente todos debemos entender que nada es para siempre, que es bonito vivir cada momento. Como si fuera el ultimo.  Como escribi alguna ves : Yo quiero todo de ti, para siempre, tu y yo, cada día.
"Yo creo en el verdadero amor, creo en el amor a primera vista. Creo en que el amor conquista todo. Y eso no quiere decir que no hayan dias difíciles, peleas o discusiones, porque las hay. Pero cuando el otro de verdad te ama, da todo por ti y se juega todas las cartas, porque sabe que solamente dejando todo se puede amar plenamente



 Y hoy entendí eso, que el amor no es solamente decirse te amo. El amor es aceptar los errores del otro, es hacer que la imperfección del otro sea perfecta, es saber que no hay obstáculos que puedan hacernos abandonar la cancha, es entender que a pesar de todo siempre hay una razón para sonreír. No hay nada mas puro que estar enamorado, porque a pesar de todo, a pesar de las tristezas, los llantos, las peleas, amar VALE LA PENA.”… y la muerte será un premio hermoso después de haber sido amado incondicionalmente, ya puedo morir tranquila sabiendo que alguien me amo tanto como yo a el….


Los amigos


PERSONALMENTE HE TENIDO POCOS AMIGOS.
 muchos se ha ido , muchos están ahí como las estrellas, muchos ya no están, otros nunca lo fueron y me demostraron que amigos verdaderos definitivamente hay pocos, en este mundo pocos estarán dispuestos a estar contigo de todas las formas. esto se lo quiero dedicar a mis pocos pero verdaderos amigos. alex marco y mathias. y por supuesto todos lo nuevos visitantes de mi blogg!..

"Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices
por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, mas otras apenas vemos entre un paso y otro.
A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.


Tal vez cada hoja de un
árbol caracteriza uno de nuestros amigos .El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá , que nos muestra lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros. Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.
Mas el destino nos presenta a otros amigos,
los cuales no sab
íamos que irían a cruzarse en nuestro camino.
A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de coraz
ón.
Son sinceros, son verdaderos.
Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.
Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro coraz
ón
y entonces es llamado un amigo enamorado.
Ese da brillo a nuestros ojos, m
úsica a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
Mas tambi
én hay de aquellos amigos por un tiempo,
tal vez unas vacaciones o unos d
ías o unas horas.
Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro,
durante el tiempo que estamos cerca.
Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes,
aquellos que est
án en la punta de las ramas
y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
El tiempo pasa, el verano se va, el oto
ño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas,
algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones.
Pero lo que nos deja m
ás felices es que las que cayeron continúan cerca,
alimentando nuestra ra
íz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.
Te deseo, hoja de mi
árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad.
Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es
única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.
Habr
á los que se llevarán mucho, pero no habrán de los que no nos dejarán nada. Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida
y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad."

Y QUE IMPORTA



 
Cierro los ojos. Vienes.
Y qu
é importa si vienes, si eres tú, quien sea
Cierro los ojos y el perfume que quiero, el que elijo, se derrama en mi cuerpo, y en el lugar vac
ío se hace presente un hombre.
Un hombre que me ama, que se muere de ganas de apretarme en sus brazos, que desliza caricias por la piel, seda en celo.
Los murmullos de su voz confunden las palabras, las envuelven, las sueltan
¿es tu voz
¿Es tu arrullo? ¿Y qué importa si es tuya, si se parece o no a la voz que amé, que quizás sigo amando todavía?
Nada importa.
Los cuerpos tienen treinta y siete grados de temperatura, algo m
ás en el momento de hacer el amor y pesan lo que el delirio quiera porque se van acomodando al vaivén, al oleaje del mar sobre las sábanas
Un cuerpo, el tuyo, otro
con los ojos cerrados son el mismo cuerpo que al abrir la caja del deseo deja volar un millón de mariposas en el cielo oscuro de la soledad.

T
ú qué andarás haciendo                                                    
Por qu
é lugar caminarán tus pasos.              
En qu
é charla estarás entreverado.
En qu
é silencio estarás amarrado como un velero al muelle.

¿Estás vivo?
¿No te has muerto aun de indecisión, de estupidez, de aburrimiento?
Yo me obligu
é a estar viva. Me obligué a no pensarte, a cambiarte por otros en la imaginación, a confundir las pieles, los gustos, las texturas, a transformar muchos hombres diferentes en ti.
Ninguno se da cuenta si pronuncio tu nombre, porque ninguno escucha
y estoy en mi emoción y en mi mente con quien me da la gana.
¿Qué importa si estás o no? ¿Qué importa si me amas o dejaste de amarme, si nos conocimos de veras aquella tarde, allá, o sólo fue un recuerdo de quien sabe quien que pasó por allí y entrecruzó su pensamiento con el mío confundiendo la verdad?
Yo no cuestiono tanto.
Ni hago preguntas.
Ni me pregunto.
No necesito respuestas, ni explicaciones, nada.
Hay un nuevo
ícono en mi computadora celular es uno en el que vuelcas todo lo que ha pasado, y lo elimina sin largarlo al espacio, sin ocupar el aire lo desaparece como el mejor de los magos, sin dejar rastros.
Y as
í todo comienza.
Vuelve a empezar.
Lo aprend
í de los días, lo aprendí de las noches, lo aprendí de las lluvias y las enredaderas de jazmines azóricos.
Todo vuelve.
Todo empieza.
Todo se recicla.
¿Qué importa que ese que ahora me besa y mis ojos cerrados no ven ni reconocen sea otro o seas tú?
Sus besos en la boca son esos mismos besos en la boca que me resucitaron cuando cre
ía que nunca volvería a enamorarme.
Los labios que se apoyan en los labios, suavemente. Los labios que se entibian, que se mojan, que entran en ebullici
ón, la boca que abre su capullo y se convierte en
rosa, hambrienta rosa carn
ívora, rocío de saliva, leves filos de dientes con la sabiduría
de no lastimar

Ay, tu boca.
Ay, mi boca.
Ay las bocas sedientas, las bocas espl
éndidas, las bocas apuradas que de pronto se
hacen lentas, se detienen, esperan el encuentro, se acomodan a los latidos del coraz
ón,
los besos, los besos en la boca, de esas bocas que se fueron acercando kil
ómetro
a kil
ómetro, día a día hora a hora, segundo a segundo hasta que unieron
chispazos de electrones en un grano de arena.
¿Sólo fuiste un invento?
¿Mi invento?
¿Solamente amé yo?
Ah
ya no importa.
Si fuiste
si eres si serás
Total
. cierro los ojos, digo un nombre que quizás sea el tuyo, o el de otro,
o un nombre cualquiera que me guste

y las agujas del reloj comienzan a marcar la hora m
ágica,
la hora solamente m
ía Y QUE IMPORTA.


Cierra el capitulo.. olvida, Mañana todo sera diferente.



Cierra el capitulo..

"Siempre es preciso saber cuando se acaba una etapa de la vida.
Si insistes en permanecer en ella, m
ás allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto.
Cerrando c
írculos, cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo, lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.
Puede pasar mucho tiempo de su presente revolcandose en los por ques, en devolver el cassette y tratar de entender por qu
é sucedió tal o cual hecho, pero el desgaste va a ser infinito porque en la vida usted, yo, sus amigos, sus hijos, sus hermanos, todos estamos abocados a ir cerrando capitulos, a pasar la hoja a ternimar con etapas o con momentos de la vida y seguir adelante.


No podemos estar en el presente añorando el pasado.
Ni siquiera pregunt
ándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió y hay que soltar, hay que desprenderse.
No podemos ser ni
ños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. Los hechos pasan y hay que dejarlos ir. Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, papeles por romper, documentos por tirar, libros por vender o regalar.
Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superaci
ón. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas y hay que aprender a perder y a ganar.
Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir solo lo que tenemos en el presente. El pasado ya pas
ó.
No esperen que le devuelvan, no espere que le reconozcan, no espere que alguna vez se den cuenta de qui
én es usted.
Suelte el resentimiento, el prender "su televisor personal" para darle y darle al asunto, lo
único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo.
La vida esta para adelante, nunca para atr
ás. Porque si usted anda por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción.
Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de "regresar" (
¿a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron.
Si puede enfrentarlos ya y ahora, h
ágalo!, sí no, déjelo ir, cierre capítulos. Dígase a usted mismo que no, que no vuelve.
Pero no por orgullo ni soberbia, sino porque usted ya no encaja all
á, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio.
Usted ya no es el mismo que se fu
é, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver.
Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el circulo.
Ni usted ser
á el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.
Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no esta en su vida.
Recuerde que nada ni nadie es indispensable.
Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque:
Cuando usted vino a este mundo 'lleg
ó' sin ese adhesivo, por lo tanto es costumbre" vivir pegado a él y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir.
Es un proceso de aprender a desprenderse y humanamente se puede lograr porque, le repito, nada ni nadie nos es indispensable.
Solo es costumbre, apego, necesidad. Pero... cierra, clausura, limpia, tira, oxigena ,despr
éndete, sacude, suelta."

Nosotros



Qué nudo apretado esa palabra cuando involucra a dos. Cuánta arena desparramada cuando se refiere a muchos que están aquí y allá…Podría contarte mi vida de los últimos tiempos: ¿Qué hay en ella? Un ojo de cerradura por el que quiero espiar el futuro.

Miro, pero no veo nada. Del otro lado está oscuro. O está vacío, que es casi lo mismo.

Hablo frente al espejo, frente a un rostro conocido y cansado, frente a un rostro desolado, frente a un rostro lavado, frente a un rostro recién maquillado, frente a una mujer que me ha acompañado permanentemente, que a veces reconozco y amo y a veces es una desconocida y me abruma con su pesar.

Cada mañana el día abre sus pétalos azules, me parece que perfuma, que algo maravilloso sucederá. Cada mañana y a la noche la flor está marchita.

No has llamado.           

No has escrito.

No has venido.

Me pregunto si pensaste en mí. Si has recordado. Si has pronunciado mi nombre. Me pregunto cuáles fueron tus pasos, adónde te llevaron, de qué manera sencilla y poderosa te alejaron de mí.
Qué música escuchaste. Qué problemas tuviste, cómo los solucionaste, tú que eres experto en solucionarles los problemas a todos. En qué rincón de tu corazón estoy tan escondida, tan puesta allí por esa seguridad absoluta que tienes en mi amor.

Dime ¿qué harías si supieras que otro me ronda, me insiste, que se preocupa por mí?

¿Qué harías si supieras que la soledad se ha vuelto un fruto tan pesado que puede quebrar la rama y caer en otras manos que no sean las tuyas?

¿Te conmoverías?

¿Sentirías celos?

Tontas expectativas las mías. Vanas.

Invenciones de mujer desesperada.

Jamás se cruzarían por tu mente esos pensamientos.

Y si se cruzaran los barrerías como el otoño barre con la brisa las hojas de oro envejecido que pierden los robles.

Hombre introvertido y omnipotente, ¿cómo puedo creer que tengas debilidades humanas?

Nada rompe tu armadura            

Nada llega hasta el fondo de tu fondo, cerrado con mil candados.

Nunca le diste a nadie ninguna de tus llaves, y las has escondido tan bien, que ni tú mismo podrías hallarlas.

He buscado los caminos: directos, trabajosos, peligrosos.

He buscado atajos: saltando precipicios, sorteando obstáculos que parecieran insalvables.

He buscado las sendas que me lleven hasta ese escondite de tu corazón. Las he transitado Pero nunca llegué.

Cuando no me interceptas con un desierto infinito, me detienes con un dragón de siete cabezas echando fuego por sus siete bocas, furioso.

Me interceptas, me detienes.

¿Qué defiendes, dime?

Yo no voy a atarte, ni a atacarte, ni a hacerte daño.

Simplemente me arrimo para andar a tu lado, para que tomes mi mano cuando la necesites y a veces también, sólo a veces, no siempre, tomes mi mano cuando yo lo necesite.

¿Es demasiado?

Dime:

¡Pero por favor, dime!

¿Es tanto?

Si me hubieras conocido hace años, nada me hubiese alcanzado.

Pero tantas angustias que vivido me han enseñado a aceptar espacios y silencios.

Aprendí la cautela.

Aprendí la resignación.

Aprendí la espera.

No es que me guste, no, ni que lo entienda. Solamente, lo aprendí de memoria, como esas horribles lecciones que se aprenden para pasar el examen obligatorio.

Y tú…

¿Qué aprendiste?

¿Aprendiste esa cómoda posición de esperar que un milagro te brinde las respuestas que Dios en persona se aparezca ante ti para decirte lo que debes hacer?

¿Alguna vez sufriste por amor?

Pero pregunto si sufriste de sufrir, con la mente y con las tripas, las veinticuatro horas del día de corrido sin parar, sin descanso, sin calmantes, puro infierno nomás Eso pregunto.

¿Sabes lo que es?

¿Tienes alguna idea?

No, no la tienes.

No puedes imaginarte lo que es.

Se trata de una experiencia intrasmisible, intransferible.

Nosotros.

Qué bella palabra si nos encerrara a ti y a mí.

A ti, tan entero y sin huellas            

A mí, tan quebrada y dolida.

A ti, que el amor te ha sido concedido como una gracia.

A mí, que el amor me ha costado y tanto.

Nosotros.

Si de veras no quieres perderme, como me dices cada vez que te propongo un adiós definitivo, hazme creer que esa palabra al menos nos circundará como un anillo, aunque las separaciones sean más largas que los encuentros y los encuentros tengan la textura áspera de una inminente separación.................